Todos los negocios que se dedican a comprar y vender productos deben tener un control de su inventario para ofrecer un mejor servicio al cliente y, al mismo tiempo, facilitar la administración de sus ventas y cobranza. Los sistemas desarrollados para este fin se les denomina sistema punto de venta.